Agenda tu cita ahora

La vasectomía se considera el método más efectivo y rápido para el control natal. Consiste en la ligadura y corte del conducto que transporta a los espermatozoides (conducto deferente) logrando que estos no pasen al semen. Este procedimiento es sencillo, rápido y normalmente se realiza en el consultorio con anestesia local, por lo que el paciente sale del consultorio caminando con escasas molestias y la recuperación se da en un par de días. El procedimiento de vasectomía por ningún motivo afecta el desempeño o deseo sexual del hombre ya que solo es una ligadura del conducto que transporta los espermatozoides y no afecta la producción normal de testosterona.

Por lo regular, se debe esperar un par de meses después de la vasectomía antes de tener relaciones sexuales sin algún método de barrera debido a que pueden permanecer algunos espermatozoides en los conductos capaces de fertilizar, por lo que se recomienda hacer un conteo espermático para confirmar que ya no existe ninguno.

Este procedimiento se debe de realizar por un especialista  y de manera adecuada para lograr los mejores resultados, ya que si no se utiliza una técnica adecuada puede no ser efectiva. Asimismo, es importante saber que es una técnica potencialmente reversible en caso de que por alguna razón se desee ser nuevamente fértil.

Vasectomía infografía

Si estás interesado en usar la vasectomía como control natal, ponte en contacto con nosotros y te otorgaremos mayor información.