Agenda tu cita ahora

Una de las principales preocupaciones del cáncer cervicouterino es su alto impacto en la calidad de vida de las pacientes, debido a los años de vida saludables perdidos una vez que se diagnostica la enfermedad. Al considerar algunos datos estadísticos, sabemos que el cáncer cervicouterino es el séptimo más frecuente a nivel mundial y el cuarto más frecuente entre las mujeres, mientras que en México, es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres.

Ahora bien, el Virus del Papiloma Humano (VPH) es el principal factor determinante para el desarrollo de este tipo de cáncer, encontrándose en más del 99.7% de los casos. Algunos de los factores de riesgo asociados al desarrollo de este cáncer son:

  • Inicio de vida sexual temprana: Si comparamos a una mujer que inicia su vida sexual a los 21 años, con una que la inicie antes de los 18 años, ésta última tiene 2 veces un riesgo mayor de desarrollar cáncer cervicouterino
  • Múltiples parejas sexuales: una persona con 2 o más parejas sexuales, tiene un riesgo 2 veces mayor de desarrollo de cáncer cervicouterino, comparado contra alguien que solo ha tenido una pareja. El riesgo se incrementa a 3 veces mayor, cuando existe el antecedente de 6 o más parejas sexuales
  • Pareja sexual de alto riesgo: se considera aquella pareja que mantiene relaciones con más de una pareja sexual o que padece una infección por VPH
  • Antecedente de otras enfermedades de transmisión sexual
  • Inmunodepresión: se refiere a la baja del sistema inmunológico (nuestro sistema de defensa) como consecuencia de enfermedades ocasionadas por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

En el cuello del útero, las mujeres tenemos una zona de riesgo, que es vulnerable a ser dañada por el VPH, las infecciones persistentes pueden ocasionar lesiones que a la larga puedan transformarse en células cancerígenas. Debido a esto es importante el diagnóstico temprano de las lesiones previas al desarrollo de un cáncer.

En Centro Médico Papiloma, encontrarás una atención personalizada, confidencial por médicos especialistas, para el diagnóstico y tratamiento oportuno.